Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Recomendaciones del área de Medioambiente y de la OMIC para reducir el desperdicio de alimentos

Noticias


Recomendaciones del área de Medioambiente y de la OMIC para reducir el desperdicio de alimentos

Desde el área de Medioambiente del Ayuntamiento de Cártama y la Oficina Municipal de Información al Consumidor se quiere hacer llegar a la  ciudadanía una serie de recomendaciones para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, ya que se trata de una acción vital para un planeta con recursos limitados donde además millones de personas pasan hambre.
1.- Adopta una dieta más sana y sostenible. Preparar comidas nutritivas puede ser un desafío si bien solemos recurrir a comidas ya procesadas. Sin embargo, internet está lleno de recetas rápidas y saludables que puedes compartir con tus familiares y amigos.
2.- Compra solo lo que necesites. Planifica tus comidas. Prepara una lista de compras evitando compras impulsivas, así ahorrarás y desperdiciarás menos alimentos.
3.- Guarda los alimentos con prudencia: los más antiguos muévelos a la parte frontal de la despensa o frigorífico y los nuevos, a la parte trasera, usando recipientes herméticos para mantener frescos los alimentos abiertos.
4.- Elige bien. Por ejemplo, a veces desechamos frutas y verduras con pequeños defectos (color, forma, etc.), pero el producto es correcto para su consumo. Igualmente, la fruta madura puede usarse para batidos, zumos o postres.
5.- Fíjate en  el etiquetado de los alimentos. No es lo mismo fechas de “consumo preferente” y “caducidad”. Generalmente, los alimentos siguen siendo seguros para comer después de la fecha de “consumo preferente o consumir antes de...”,  es la fecha de “caducidad” la que indica cuándo ya no es seguro comerlos. Y revisa las etiquetas de los alimentos para detectar ingredientes nocivos para la salud, como grasas trans y conservantes, evitando al tiempo los alimentos con excesos de azúcar o sal añadidos .
6.- Modera tu consumo. En ocasiones comemos más de lo que necesitamos. Comprueba que las raciones son las adecuadas, lo que además contribuirá a mejorar tu salud.
7.- Si te sobra comida, aprovecha y congélala para más tarde.
8.- También puedes usar las sobras como ingredientes de otras comidas.