Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información

El Ayuntamiento pone en marcha una campaña informativa para prevenir las picaduras del mosquito que transmite la Fiebre del Nilo Occidental

Noticias

El Ayuntamiento pone en marcha una campaña informativa para prevenir las picaduras del mosquito que transmite la Fiebre del Nilo Occidental

Esta iniciativa se hará llegar a comunidades de vecinos con piscina, a los propietarios de caballos y comunidad de regantes y se difundirá a través de redes sociales, de la radio y la web municipal e igualmente se van a distribuir carteles por todo el municipio

El Ayuntamiento de Cártama ha iniciado una campaña informativa para prevenir la Fiebre del Nilo Occidental, que se transmite por la picadura de mosquitos. En este sentido, se está haciendo llegar información y folletos con consejos útiles para prevenirla y consejos para controlar a los mosquitos a comunidades de vecinos con piscina, a los propietarios de caballos y comunidad de regantes. Esta campaña también se difundirá a través de redes sociales, de la radio y la web municipal e igualmente se van a distribuir carteles por todo el municipio.  Por medio de esta iniciativa se quiere ofrecer a la población medidas de prevención para evitar las picaduras y posibles contagios, así como pautas para reducir la proliferación de los mosquitos.
La fiebre por el Virus del Nilo Occidental  es una enfermedad transmitida por la picadura de mosquitos que en la mayoría de los casos cursa de manera asintomática (en torno al 80% de los casos) y el resto con carácter leve, similar a un proceso gripal. Aunque este virus puede causar una enfermedad mortal que afecta al sistema nervioso.  Se encuentra por lo común en África, Europa, el Oriente Medio, América del Norte y Asia occidental. Se mantiene en la naturaleza mediante un ciclo que incluye la transmisión entre aves y mosquitos. Puede infectar a los seres humanos, los caballos y otros mamíferos.
Desde el ente municipal se quiere informar a la población que cualquier objeto que pueda acumular agua puede permitir la proliferación de mosquitos aumentando así el riesgo de transmisión del Virus del Nilo Occidental. Al igual, las zonas con vegetación y sombrías son ideales para el crecimiento poblacional de los mosquitos.
Por ello, para controlar la proliferación de mosquitos, se recomienda revisar y actuar en aquellos lugares en los que se puedan generar larvas como son: circuitos de riego, imbornales o arquetas, masas de agua en jardines y zonas exteriores (fuentes, lagos, etc), huertos, solares y fincas en desuso, instalaciones agrícolas y ganaderas (como abrevaderos de caballos), piscinas sin tratamientos, fuentes ornamentales, sótanos inundables y acumulaciones de agua en los suelos y árboles. Además, se recomienda controlar las zonas con vegetación y sombrías  ya que estas son lugares de refugio para los mosquitos adultos.
Para la eliminación de los focos larvarios se recomienda la retirada de elementos que puedan acumular agua, la reparación/mantenimiento de canalizaciones y almacenamiento de aguas, el mantenimiento de imbornales, la recirculación de aguas en fuentes ornamentales, la reparación de pavimentación, en el caso de balsas, estanques o piscinas, cuando estén vacías se deben mantener completamente secas y si están llenas, mantener de manera adecuada, tapar depósitos de agua, la utilización de métodos de cloración del agua o la introducción de peces que se alimenten de las larvas y puestas, no guardar en el interior o exterior del domicilio recipientes (macetas, juguetes o cubos) que puedan acumular agua y, en caso de que sea imprescindible, vaciarlos al menos una vez cada dos semanas, aplicación de biocidas (larvicidas) autorizados por el Ministerio de Sanidad y aplicados por empresas autorizadas e inscritas en el Registro Oficial de Establecimiento y Servicios biocidas de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
Por otra parte, entre las medidas de prevención que se pueden incluir para evitar las picaduras, se aconseja:
1. Emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas, cuartos de bomba con depósito de agua potable o para la recepción de residuales, bajos inundables de edificios etc.
2. Usar ropa que cubra la piel: manga larga, pantalones largos y calcetines, principalmente a la caída de la tarde.
3. Dejar la luz apagada si tenemos la ventana abierta, ya que los mosquitos acuden a la luz.
4. En el exterior, procurar mantenernos alejados de espacios donde haya agua estancada sin tratar.
5. Usar repelentes contra mosquitos en casos en los que estemos en una zona donde abunden y en las horas en las que pican con más frecuencia, a la caída de la tarde o durante la noche. No elija productos que no estén registrados para "uso doméstico". Lea detenidamente el contenido de las etiquetas antes de utilizar el producto.
6. En caso de usar aerosoles (insecticidas) hay que airear bien las habitaciones. Deben estar igualmente registrados para "uso doméstico". Los difusores eléctricos antimosquitos deben usarse siempre con las ventanas abiertas al menos cuando se pernocte en la habitación.
También se quiere proporcionar otra información que puede ser de interés para la ciudadanía:
- Las horas de la salida y puesta de sol son en las que, los mosquitos registran normalmente una mayor actividad.
- Un mayor uso de los espacios exteriores y un menor aislamiento de los interiores, propicia una mayor frecuencia de mosquitos en el interior de las habitaciones.
- Los jardines con abundante vegetación y bien regados, reúnen excelentes condiciones para albergar a los mosquitos adultos durante el día, por ejemplo en setos, arbustos y macetas que les protegen del calor diurno.
Desde el Consistorio se pide a la población que sigan estas sencillas recomendaciones, ya que la prevención de la infección se basa principalmente en evitar las picaduras de mosquitos.