Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Más de 300 escolares de Cártama visitarán el Complejo Medioambiental de Valsequillo

Noticias


Más de 300 escolares de Cártama visitarán el Complejo Medioambiental de Valsequillo

Para dar a conocer a los pequeños el funcionamiento de este centro

Más de 300 escolares de Cártama visitarán el Complejo Medioambiental de Valsequillo, ubicado en el municipio de Antequera. Estas visitas han sido organizadas por el área de Medioambiente del Ayuntamiento de Cártama y participarán un total de 7 centros educativos. En la jornada de ayer se realizó la primera visita, en la que estuvo presente la concejala del área, Toñi Sánchez.

Según explicó Sánchez, el objetivo de estas visitas es hacer saber a los más pequeños de la casa la cantidad de residuos que se generan, hacia dónde se dirigen una vez depositados en los contenedores, el tratamiento al que se someten y el funcionamiento de este complejo medioambiental, además de explicarles que también pueden colaborar haciendo algo fundamental como es separar los residuos para su reciclaje.

En el complejo gestionan residuos de un total de 91 municipios, ya que cuenta con una serie de instalaciones que permiten darles a cada uno de los residuos un tratamiento adecuado conforme a la normativa. Las instalaciones constan de una planta de tratamiento mecánico biológico de residuos sólidos urbanos, una planta de clasificación de envases ligeros, una planta de tratamiento de residuos de construcción y demolición, una zona de tratamiento de residuos voluminosos, una instalación de aprovechamiento de biogás y un vertedero de residuos no peligrosos.

Desde el área de Medioambiente se quiere recordar a la población la importancia de separar los residuos para depositarlos en sus respectivos contenedores. De esta forma, cada uno de los diferentes residuos recibirá su correspondiente tratamiento para su posterior reciclaje, reduciendo así la sobreexplotación de recursos naturales, la contaminación del suelo, agua y aire, el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero o los riesgos de incendios entre otros. “Con un pequeño gesto, podemos ayudar a cuidar el medioambiente”, subrayó Sánchez.