Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Procedimiento. El Trabajo de la Policía Municipal

Procedimiento. El Trabajo de la Policía Municipal

Una vez recibido el aviso y localizado el vehículo en cuestión por la Policía Municipal, se realiza una inspección ocular del mismo, se efectúa una fotografía del vehículo y se observa su situación durante un mes, en el que se lleva a cabo una serie de comprobaciones, tanto de los datos del mismo a través de la Jefatura Provincial de Tráfico, así como del hecho de que no se trate de un vehículo sustraído.

Una vez efectuadas dichas averiguaciones y en caso de que el vehículo continuara en el mismo lugar y condiciones, se dará conocimiento a la Alcaldía-Presidencia y al titular del vehículo, generando un Acta de Permanencia y Observación. Debiendo presentar la documentación mínima que exige la ley para tener un vehículo en la vía pública: Permiso de Circulación, Tarjeta de Inspección Técnica y Seguro Obligatorio.

Se notifica al titular del vehículo, (personalmente o en su caso, a través de edicto), otorgándole un plazo para que subsane dicha situación.

En caso de seguir sin corregirse la situación, se emite Informe previo al Decreto-Alcaldía por el que se declara el vehículo Residuo Sólido Urbano, según la Ley 10/1988, y se vuelve a notificar al propietario las actuaciones seguidas otorgándole un nuevo plazo, que dará lugar en caso de seguir en la misma situación, a la retirada del vehículo de la vía pública.

Sin embargo, si a lo largo de todo este proceso, el vehículo presentara riesgo para el resto de usuarios de la vía pública, se retirará inmediatamente con la oportuna denuncia.