Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Entra en vigor la modificación de la ordenanza reguladora del ICIO, que incluye nuevas bonificaciones

Noticias

Entra en vigor la modificación de la ordenanza reguladora del ICIO, que incluye nuevas bonificaciones

Con la finalidad de fomentar la inversión en el casco urbano y, de este modo, dinamizar la economía, impulsar la creación de empleo y también contribuir a la recuperación del centro histórico

El Ayuntamiento de Cártama ha realizado modificaciones en la ordenanza municipal número 4, reguladora  del Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO), con el fin de aplicar  nuevas bonificaciones, así como la incluir la declaración responsable para agilizar los trámites. Esta nueva normativa ya ha entrado en vigor.
El alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, explicó que la finalidad de esta modificación es fomentar la inversión en el casco urbano  y, de este modo, dinamizar la economía,  impulsar la creación de empleo y también contribuir a la recuperación del centro histórico.
Además de redundar en beneficio de la ciudadanía, ya que los solicitantes verán reducidas sus cuotas tributarias, estos incentivos también contribuirán, en muchos casos, en el beneficio general del municipio al incentivar determinadas obras por motivos medioambientales, como la retirada de amianto; de ornato público, como la eliminación  de las cubiertas de chapa; sociales, como apoyar a las familias numerosas o las obras de accesibilidad o para eliminar barreras arquitectónicas, y de puesta en valor del municipio, como pueden ser la rehabilitación, ampliación o viviendas de nueva planta en el casco histórico o la realización de prospecciones y sondeos arqueológicos.
De este modo, la modificación de la ordenanza contempla establecer una reducción del 95% en el caso de obras para la retirada de amianto o para actuaciones destinadas a la retirada de chapas metálicas en cubiertas. La misma bonificación se aplicará a aquellas obras relativas a prospecciones y sondeos arqueológicos.
Además, se ha incrementado el porcentaje de deducción para aquellas construcciones, instalaciones u obras que favorezcan las condiciones de acceso y habitabilidad de personas con discapacidad. En este sentido, la bonificación pasará del 75 al 90 por ciento.
Por otro lado, se contempla una bonificación del 60% para obras de rehabilitación, ampliación e incluso viviendas de nueva planta en el casco histórico (zonas de ordenanza N1 y N2). En cuanto a las familias numerosas, se hará una reducción del 50%.